Colegiad@s y colegas:

Si desean aportar informaciones de interés o artículos de opinion para que sean publicados en este sitio deben enviarlos a: info@trabajosocialsantafe.org

3 dic. 2012

La ley de los derechos del paciente: “el tema es aplicarla en el momento oportuno"

El Lic. Adrián Berdini disertó en el marco de la jornada sobre “Cuidados paliativos y Muerte Digna. Intervención del Trabajo Social e Interdisciplina”. El paciente, sus derechos y el papel del trabajador social fueron temas centrales de la charla.
 
El tema desarrollado en la ocasión giró en torno a los cuidados paliativos, al tratamiento y al abordaje de los pacientes y del grupo familiar de aquellos que ya no tienen una posibilidad de curación de su dolencia.
En este sentido, Adrián Berdini consideró que “los cuidados paliativos se han desarrollado y evolucionan a las enfermedades como el cáncer u otras enfermedades crónicas degenerativos. Para nosotros el abordaje de los cuidados paliativos es una forma de asegurar la equidad y el acceso a todas las practicas de salud, el ejercicio del derecho a la salud en una forma digna de las personas. Esto es algo que puede guiar la intervención en cualquier ámbito que tiene el trabajador social.”
Los cuidados paliativos siempre se han desarrollado desde un punto de vista bioético y teniendo en cuenta todos los derechos del paciente. Por eso es fundamental no solo dejarlo circunscripto a la atención del paciente terminal sino de llevarlo a todo lo que es abordaje de la problemática de la salud.
 
¿Cuál es el trabajo específico del trabajador social dentro de los equipos en estos casos?
Hay cuatro tópicos fundamentales que debe abordar el trabajador social. Desde mi punto de vista la especificidad del trabajador social está en asegurar la accesibilidad del tratamiento del paciente. No solo la accesibilidad económica. Hoy para que nuestros pacientes puedan ejercer dignamente su derecho a la salud, hay muchas barreras que se interponen en cuanto a la situación real y la situación ideal. Esas barreras pueden ser culturales, económicas, geográficas. No es lo mismo el acceso a la salud que tiene un paciente que vive en la ciudad de Santa Fe, aunque sea en la periferia, que el que vive en plena cuña boscosa del norte santafesino. Santa Fe es una provincia muy heterogénea y esto incide directamente en el acceso a la salud. Los trabajadores sociales tenemos herramientas adecuadas para poder intervenir y movilizar recursos comunitarios, familiares, individuales, estatales y no estatales para que la gente pueda hacer ejercicio pleno de su derecho a la salud. Ese es el ámbito específico del trabajador social. Hay otras que tienen que ver con la interdisciplina. El tema comunicación es un tópico fundamental, que los mensajes sean adaptados a la capacidad de los receptores.
 
¿Está informada la gente respecto de cuáles son sus derechos?
Hoy hay mucha información. La conciencia del derecho a la salud se esta instalando progresivamente. Hubo en la década del 90 un cambio del perfil del paciente. El hospital estaba preparado para trabajar con el pobre estructural, todo ese sector de nueva pobreza se empezó a perfilar hacia los espacios públicos y cambio el nivel de exigencia. Ese grupo poblacional tenía otra conciencia de sus derechos y esto fue llegándole al pobre estructural que venia resignado a esperar horas para que lo atiendan. Eso cambió. Hoy el Estado se encarga de asegurar y difundir los derechos de las personas lo que no quiere decir que estemos en una situación ideal.
 
Respecto de la llamada ley de muerte digna, el aspecto cultural o ideológico ¿es una barrera para la implementación?
La legislación argentina ha avanzado mucho en reglamentar y en especificar a las cosas que tiene derecho la persona. El problema es la implementación. La ley de los derechos del paciente, mal llamada ley de muerte digna, expresa la filosofía de los cuidados paliativos desde siempre: el derecho a la autonomía, a la intimidad, al respeto. Si decimos que hay que evitar el encarnizamineto terapéutico y no sostener con medios artificiales la vida de una persona cuando la evolución natural de su enfermedad hubiese evitado sufrimiento, el tema es aplicarla en el momento oportuno. Eso en la práctica es muy difícil de concretar, sobretodo con pacientes jóvenes o con niños que padecen enfermedades terminales. Los equipos de salud están acostumbrados a pelearle a la muerte hasta el final.
Son decisiones que deben debatirse en el equipo de salud y donde la familia hoy por ley tiene que opinar al respecto. En las instituciones de salud uno tiene la oportunidad de establecer comunicación y ahí empiezan los cuidados paliativos. Es muy importante que el trabajador social tome contacto con este grupo familiar antes de que la familia y que el paciente haya sido anoticiado de esta enfermedad porque se hace mucho más fácil poder asesorar y estar cerca en los momentos donde hay que tomar decisiones importantes o definitivas.
 
¿Esta modificación que se le hizo a la ley, para usted es un aspecto positivo?
Sí, creo que es algo que aporta. Esto tiene que estar en la conciencia del equipo de salud, poder derribar esa idea de que el dueño de la verdad es el equipo de salud, que el paciente no tiene que opinar y, dentro del equipo, la jerarquía en cuanto a la importancia de las opiniones de los distintos profesionales. Ese debate hoy se está dando en las instituciones de salud, en los equipos y en la sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Solicitamos respeto y moderación en sus comentarios. Gracias.